Un científico cada vez tiene que esperar más a ser reconocido con el Nobel

Premio Nobel

MADRID, 14 Abr. (EUROPA PRESS) –

   Un trabajo llevado a cabo por el experto de laUniversidad de Aalto(Finlandia) Santo Fortunato denuncia eldesfase creciente entre el trabajo notable de un científico y la concesión del Nobel por éste. Según el estudio, centrado en los premios de Física, desde 1985 el porcentaje ha ido creciendo y, por ejemplo, el 60 por ciento de los físicos tienen que esperar una media de más de 20 años para ver su logro reconocido.

   Según Fortunato, desde la creación de los premios –establecidos en 1895 y otorgados por primera vez en 1901– los que ganan el premio han tenido que esperar más tiempo y más tiempo en promedio para recibirlo. Antes de 1940, por ejemplo, el 20 por ciento de los beneficiarios para el trabajo en la física tuvo que esperar 20 años o más, en Química, el 15 por ciento y los científicos en campos como fisiología o medicina un 24 por ciento.

   En contraste, en los últimos 30 años los porcentajes han crecido a 60, 52 y 45 por ciento, respectivamente. “Al paso que vamos, llegará un día en el que nadie va a ser capaz de ganar alguno de los premios, ya que todos habrían muerto y los premios no se conceden a título póstumo”, ha indicado el autor en el artículo.

   En cuanto a las razones de este crecimiento en la espera, algunos sugieren que es porque las comisiones que las otorgan encuentran las investigaciones más modernas y menos innovadoras y prefieren dejar que pase el tiempo para ver si encuentran algo que consideran más valioso. Otros sugieren lo contrario, que la superabundancia de los avances crea una cartera de pedidos que fuerza a los miembros del comité a elegir personas que merecen el premio antes de que envejezcan y mueren.

   En su trabajo, publicado en ‘Nature’, Fortunato compara este situación con la que sufren muchas organizaciones deportivas que, a la hora de conceder premios, suelen sesgar hacia jugadores de mayor edad.

   Otra explicación para el retraso de tiempo podría ser la naturaleza de los descubrimientos científicos en general. El expertos ha explicado que, a medida que se aprende más que se necesita más tiempo para que los nuevos descubrimientos demuestren su valía, como, por ejemplo, la comprobación de la existencia del Bosón de Higgs, último premio Nobel de Física.

   Finalmente, hay quien especula con la posibilidad de que los expertos esperen a que el científico galardonado tenga una edad avanzada para asegurarse de que ha llevado una carrera ejemplar y evitar que un Nobel de alguna disciplina protagonice alguna ‘mancha’ tras su trabajo pionero.

   En cualquier caso, Fortunato señala que la tendencia va en aumento en todas las disciplinas y ha puntualizado que su advertencia acerca del fin de estos premios no es descabellada. Al respecto ha recordado que Robert Brout tendría que haber estado junto a los padres del bosón, François Englert y Peter Higgs, el año pasado cuando recibieron  el premio, pero no pudo ser reconocido porque ya había fallecido a la edad de 82 años.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: