Probamos el LG G Flex

El fabricante surcoreano introduce la innovación de la pantalla curvada en un dispositivo de gama alta de seis pulgadas que destaca además por su gran batería

Probamos el LG G Flex

Una generosa pantalla curvada es su principal reclamo. Más que por su tamaño, que sitúa al dispositivo en el terreno de las phablets, el LG G Flex destaca por su curvatura y la flexibilidad que da nombre al teléfono. En eso se distingue del resto de terminales de la gama alta donde compite por méritos propios, ya que por especificaciones, la propuesta de la firma surcoreana además de ser innovadora es completa.

LG quiere convencer a los usuarios y al sector de que la pantalla curvada tiene su razón de ser: promete una experiencia más inmersiva en el consumo de vídeo y otras virtudes como que se adapta mejor a la forma de la cara al llamar.

Este último punto resulta cómodo -tratándose de un terminal de 6 pulgadas-. En cuanto al apartado del vídeo las sensaciones que produce son diferentes. Por un lado el tamaño de la pantalla y su curvatura ofrecen una experiencia buena, aunque su forma no parece aportar una ventaja decisiva para disfrutar más del consumo de contenidos multimedia.

Por otro lado, se sacrifica un aspecto que sí resulta más importante: la resolución se queda algo corta para lo que se espera hoy de un terminal que en el resto de aspectos se inscribe en el segmento más alto de los smartphones. La pantalla no llega a ser Full HD y se nota en la comparativa con otros dispositivos de su categoría, situándose lejos de la de su hermano el LG G2.

Habrá que ver si el camino abierto por la marca -y también por Samsung- con su pantalla curvada tiene recorrido en el futuro. Más teniendo en cuenta que al final la innovación se paga. El G Flex está disponible libre por 799€.

Su flexibilidad le confiere gran resistencia y su carcasa trasera está hecha de un plástico con capacidad de regeneración de arañazos -no profundos pero sí, por ejemplo, los producidos por el roce con unas llaves en el bolsillo-. El dispositivo, por sus seis pulgadas, se antoja difícil de manejar con una mano.

Yendo más allá de su pantalla, clara protagonista del teléfono, el usuario se encuentra con un rendimiento excelente. Un procesador de 4 núcleos a 2,26GHz, 2GB de RAM, 32GB de almacenamiento y una batería más que sobresaliente de 3.500 mAh que según la configuración utilizada puede alcanzar para dos días con un uso normal. La cámara, de 13 megapíxeles ofrece buenos resultados en el exterior pero mediocres en interiores.

En cuanto al software, de momento no trae consigo la última versión de Android aunque se espera que esté disponible próximamente -LG ya ha comenzado a distribuirla en Corea-. Al igual que el G2, el dispositivo se puede desbloquear con tocando dos veces seguidas la pantalla. Las dimensiones de la pantalla dan sentido a la posibilidad de activar un modo dual que la divide en dos si se quieren realizar dos tareas a la vez. También ofrece un modo invitado que da acceso restringido al teléfono.

En definitiva el LG G Flex es un gama alta diferente y pensado para aquellos que quieran un teléfono grande. Su pantalla curva es una innovación que aún tiene que convencer de su utilidad para poder ver en ella una tendencia de futuro. Por el momento su introducción dispara un poco el precio y se hace a costa de la resolución de la pantalla, inferior a la que montan el resto de dispositivos de su clase. En casi todo lo restante, el G Flex saca buena nota, ofrece altas prestaciones y un gran rendimiento que se completa con una batería que pocos pueden igualar.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: