Mossack y Fonseca, los capataces del paraíso fiscal de Panamá

  • Ambos son los socios fundadores de la firma de abogados instalada en el epicentro del escándalo global por lavado de dinero y evasión fiscal

Mossack y Fonseca, los capataces del paraíso fiscal de Panamá

 

Juntos engendraron un monstruo y lo bautizaron con sus apellidos:Mossack Fonseca. Una hidra de mil cabezas. Tantas como las sociedadesoffshore que constituyeron para sus clientes desde un entramado de servicios legales, fiduciarios y contables que tiene sede en Panamá y oficinas en 27 países.

El bufete creado por Jürgen Mossack y Ramón Fonseca, uno de los más opacos del mundo, se desdobla en múltiples áreas de negocio, que van desde la creación de empresas y los trámites migra­torios hasta la digitalización y almacenamiento de bases de datos. Su fuerte, sin embargo, es constituir sociedades anónimas en paraísos fiscales, donde ricos y poderosos de todo el mundo ocultan sus fortunas para no pagar impuestos. Ellos, tras bambalinas, les ayudan a conseguirlo.

Como sucede en muchas parejas, Mossack y Fonseca cumplen funciones antagónicas. El primero es el hombre en la sombra. Su colega, sociable y polifacético, el rostro público. Su alianza profesional se firmó en 1977, cuando fusionaron sus despachos. “Somos una compañía que tiene casi 40 años, en los cuales jamás hemos sido acusados formalmente de nada. Nos dedicamos a hacer estructuras legales, las vendemos a intermediarios, como bancos, abogados, contables… que tienen su cliente final. No somos responsables de lo que ellos hacen”, ha dicho Fonseca tras el escándalo.

Entre esos “clientes finales” se cuentan dictadores como Hosni Mubarak y Bashar el Asad o narcotraficantes como el mexicano Rafael Caro Quintero.

Su argumento es, cuando menos, ambiguo. El bufete, en efecto, no ha sido imputado en ninguna causa legal, pero los once millones de documentos filtrados a los medios liquidan casi cuatro décadas de secretismo, aportan información de los tratos de la compañía con líderes mundiales, debates internos sobre procesos legales y comunicaciones confidenciales que barajan formas de ocultar dinero ilícito.

También ha salido a la luz el jugoso pasado del socio más esquivo de la firma: Jürgen Mossack. Nació en Alemania en 1948 pero emigró de niño con su familia a Latinoamérica. Su padre, Erhard, fue miembro de las Waffen-SS, cuerpo de élite del partido nazi bajo el mando de Himmler y, tal vez con la simple intención de ocultarse, se ofreció como espía a la CIA, para informar sobre los comunistas en Cuba. De acuerdo con el periódico Süddeutsche Zeitung –que coordina el análisis de la documentación pirateada–, el servicio de inteligencia de Alemania declinó proporcionar el historial del padre de Mossack alegando posibles riesgos de seguridad.

De su hijo se sabe que creció y estudió Derecho en la Universidad Católica Santa María La Antigua de Panamá. En 1975, luego de licenciarse como abogado, pasó dos años trabajando en Londres. Ramón Fonseca, su futuro colega, elegiría la misma ciudad para completar la formación académica en leyes y ciencia política con cursos en la London School of Economics.

Según la filtración de los archivos del bufete, sus turbios negocios comenzaron pronto. En 1986 Mossack creó una sociedad tapadera para uno de los sujetos que tres años antes habían robado 3,5 toneladas de oro de una firma de valores británica. “La empresa, en sí misma, no ha tenido ninguna conducta ilegal, pero podría haber invertido dinero sucio en cuentas bancarias y propiedades”, escribió el alemán en una circular dirigida a su socio. En lugar de cortar con el cliente, le asesoraron para abrir una nueva compañía fantasma. Hasta la fecha, lograron establecer 240.000 sociedades en paraísos fiscales como Malta, las Islas Vírgenes o Samoa.

La vocación inicial de Fonseca estaba muy lejos del poder de la confabulación que acabaría por seducirle. Nació en Panamá en 1952 y quiso ser cura. Pero sus inclinaciones hacia el apostolado sólo dieron para seis años de trabajo en Naciones Unidas. “No salvé a nadie ni hice ningún cambio. Decidí entonces, al tener más madurez, dedicarme a mi profesión, formar una familia, casarme y llevar una vida normal… A medida que uno envejece, se vuelve más materialista”, confesó durante una entrevista en televisión hace algunos años.

Pero el trabajo de abogado es sólo una de sus facetas. Fonseca es también conocido por sus obras literarias de ficción. Ha publicado cuentos, piezas teatrales y novelas, con las que ha ganado el premio panameño de narrativa Ricardo Miró en dos ocasiones. De todas ellas, Mister Politicus es la más sugerente porque “articula los enmarañados procesos de los que se valen funcionarios inescrupulosos para afincarse en el poder y satisfacer sus ambiciones”, describe su web personal. Además, la página le acredita como miembro activo y tesorero del Pen Club, y exasesor de la oenegé Transparencia Internacional.

En el 2014 probó suerte en la política cuando el presidente de Panamá, Carlos Varela, llegó al poder. Fue nombrado ministro consejero del jefe de Estado, al mismo tiempo que presidía el oficialista Partido Panameñista. A principios de marzo, el maestro de la ingeniería financiera renunció al cargo ante las acusaciones que vinculan a su empresa con el escándalo de corrupción y blanqueo de fondos desviados del monopolio estatal brasileño Petrobras. Dimitió arguyendo que iba a defender su honor y el de su compañía, puesto en duda también por sus presuntos nexos con los chanchullos en la FIFA y el caso de los fondos buitre en Argentina.

“Hemos creado un monstruo”, cuentan que Fonseca le dijo a un periodista tiempo atrás. Los papeles de Panamá parecen confirmar que estaba en lo cierto.

Fuente: La Vanguardia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: