¿Volver a una pantalla de cuatro pulgadas?

Minutos después de sacar el iPhone SE de su caja para configurarlo y empezar mi reseña, caí en cuenta de algo: durante los siguientes días pasaría de una pantalla de 5,5 pulgadas a una de apenas cuatro. Entré en pánico.

Pero todo es acostumbrarte, tanto hacia más como hacia menos. Horas más tarde estaba adaptado. Echaba de menos el poder operar un smartphone con un solo dedo, aunque en mi uso diario de móviles prefiero pantallas grandes que mejoran mi productividad. Es ridículo pensar que uno o dos tamaños son los apropiados. Los smartphones, al final del día, son como la ropa, un solo tamaño no le vale a todos.

Así como yo prefiero tamaños más grandes, estos días que he estado usando el iPhone SE he recibido bastantes comentarios de personas que no actualizaban su iPhone 5 / 5s / 5c, de alguna versión mini de los Galaxy o Compact de Xperia porque simplemente no están interesados en un móvil con pantalla más grande. Aquí está parte importante del público objetivo al que Apple apunta con este nuevo modelo.

Un iPhone 6s empaquetado en cuatro pulgadas

iPhone SE

Tanto el procesador A9 como su coprocesador y su cámara corresponden al mismo hardware con las mismas especificaciones que hay en un iPhone 6s. En definitiva tienes las mismas ventajas que el flagship de Apple. Misma velocidad, mismas posibilidades. Siri se puede activar con la voz, Apple Pay está integrado, hay seguimiento de tus pasos en todo momentos sin consumir más batería, se pueden jugar videojuegos con gráficos muy complejos, puedes reproducir vídeos de altísima calidad sin problemas. También tiene mejor Wi-Fi y mayor compatibilidad con redes LTE.

Es decir, no porque el teléfono es más pequeño se ha sacrificado desempeño. Con diferencias muy puntuales, un iPhone 6s y un iPhone SE tienen la misma velocidad y prácticamente las mismas prestaciones, con tres excepciones importantes: la pantalla no soporta 3D Touch, Touch ID no es tan rápido ya que usa el componente de primera generación, y la cámara frontal es la misma que la del iPhone 5s.

…con una mejor autonomía

iPhone SE

Una de las mayores ventajas de empaquetar el procesador A9 y toda la última tecnología móvil de Apple, que está muy orientada a la eficiencia en una pantalla más pequeña, es que la autonomía de la batería es considerablemente mejor que generaciones anteriores del iPhone de 4 pulgadas.

En usos normales he estado casi dos días sin cargar el teléfono, cosa que solo me había ocurrido solamente con el iPhone 6s Plus, el iPhone con mayor autonomía que he usado desde que empezaron a comercializar el producto.

La cámara

Como mencionaba antes, el iPhone SE tiene la misma cámara que los iPhone 6s. Lente de apertura f/2.2 capaz de grabar vídeo en 4K a 30 cuadros por segundo o 1080p a 60 cuadros por segundo. También es capaz de grabar vídeo en cámara lenta a 120 cuadros manteniendo resolución 1080p y 240 cuadros a 720p.

Las fotos son increíbles y la calidad del vídeo es asombrosa

 

Aquí es donde Apple realmente me sorprende. Piénsenlo por un momento: una cámara de esa calidad, capaz de grabar en 4K, con estabilizador de imagen, por 400 dólares (o 489 euros en Europa, ya con impuestos), son cosas que hace tres o cuatro años nos parecía descabellado e imposible.

Lo que sucede es que la economía de escala juega a favor del dispositivo y permite a Apple ofrecer esas especificaciones por un precio bajo, manteniendo márgenes.

IMG_0005

IMG_0008

IMG_0003

(Recomendamos ver el vídeo en pantalla completa para experimentar la calidad 4K)

El caballo de troya de Apple para el mercado de la telefonía móvil

iPhone SE final 05

Si tomas un poco de distancia, la estrategia de Apple es bastante simple pero brillante: se meten en un segmento de mercado que prácticamente toda la industria había abandonado, renuevan la gama, le meten componentes de última generación y lo venden a un precio súper atractivo. Recordemos que Apple, tan solo durante 2015, vendió más de 30 millones de teléfonos de cuatro pulgadas.

El iPhone SE es una excelente razón para que las personas que prefieren dispositivos de pantallas pequeñas finalmente actualicen su iPhone 5s o 5c, de paso no tendrán que invertir tanto dinero como un iPhone 6s o 6s Plus.

iPhone SE final 06

Es una forma bastante efectiva de infiltrarse en mercados emergentes con poder de adquisición menor pero que están muy interesados en comprar un iPhone. China e India suelen ser los mercados grandes que a todos nos vienen a la cabeza, pero realmente creo que por medio de planes diseñados por operadoras, también podría ser un éxito rotundo en Latinoamérica.

Apple también espera que la combinación de componentes de última generación con ese precio sea motivación suficiente para que más personas hagan el cambio de Android a iPhone. Un40% de quienes hacen el cambio inician con un dispositivo de cuatro pulgadas; y según la compañía, en China ese porcentaje es aún mayor, un 55% aproximadamente.

Conclusión

9
10

Desde un punto de vista de gama de producto, en las cuatro pulgadas, el iPhone SE simplemente no tiene rival. El iPhone 5s se mantenía como ganador durante los últimos años y el SE viene a reemplazarlo.

Definitivamente hay un sacrificio de espacio si por algún motivo pasas de una pantalla más grande a esta. Pero por esas prestaciones, será muy tentador para aquellos que quieran actualizar mientras no dejan de ahorrar dinero.

Creo que uno de los aspectos donde más valor hay es en la cámara. Grabación en una calidad increíble y fotografías espectaculares por un precio total bajo. Aquellos que pensaban adquirir una cámara de fotos compacta e invertir unos 400 dólares / euros, no deberían pensárselo e ir directamente a la compra del iPhone SE.

Leer mas: Hipertextual