El ministro Soria acusa a Soraya de un acoso mediático por los “papeles de Panamá”

Asegura que la vicepresidenta está moviendo sus contactos en medios de comunicación para frustrar su carrera política. Tiene identificados a los ministros que han pedido su dimisión

El escándalo por la vinculación de José Manuel Soria con los “papeles de Panamá” ha partido en dos al Gobierno y al PP. Ministros y dirigentes se dividen entre los partidarios de que el ministro en funciones se eche a un lado para evitar perjudicar las aspiraciones de Mariano Rajoy en unas posibles nuevas generales y los que prefieren mantenerse al margen.

Soraya Sáenz de Santamaría y José Manuel Soria.

El cierre de filas inicial con el titular de Industria se ha ido diluyendo después de sus sucesivas comparecencias esta semana ante la prensa.

Sus contradicciones, dudas, silencios, ocultación de datos han comenzado a ser vistos por algunos miembros del partido y del Ejecutivo como un enorme problema, ante una cada vez más probable repetición de las elecciones el próximo 26 de junio. En un principio, todo parecía un episodio menor para la mayoría. Pero los acontecimientos han dado un vuelco inesperado en las últimas 48 horas.

Terremoto” en Moncloa y en Génova

Ahora, según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes del Gobierno y del PP, la aparición de Soria en los “papeles de Panamá” ha desatado “un terremoto en Moncloa y Génova”.

Coincide además en el tiempo con la declaración de Rita Barbera y Esteban González Pons en el juicio del caso Nóos y el escándalo del alcalde de Granada, José Torres Hurtado, lo que ha provocado una mayor conmoción en el partido “¿Qué será lo próximo?”, se pregunta un veterano diputado del PP.

Hasta ahora, Rajoy destacaba que ninguno de los miembros de su gabinete, al menos de los que él había nombrado directamente, se habían visto salpicados por la corrupción. Pero ese eslogan acaba de ser sepultado y pone también en serios aprietos al presidente.

Soria, implicado en la Operación Monti

En ámbitos próximos al ministro de Industria explican que Soria alude, como trasfondo del ruido mediático generado en torno a su figura, a la batalla por la sucesión que ha comenzado a darse dentro del Ejecutivo y del PP, en la línea de ir perfilando ya la persona que en el futuro sucederá a Mariano Rajoy.

Tal y cómo se contó en ECD, Rajoy tiene conocimiento de que dentro del partido hay personas y sectores que desearían que abandonara el liderazgo,algo que en este momento no está dispuesto a hacer. La información que le ha llegado recientemente al presidente incluye la implicación directa de José Manuel Soria en la Operación Mario Monti.

Señala directamente a Sáenz de Santamaría

Soria apunta a una de las principales candidatas a la sucesión, es decir, a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, como una de las personas que está maniobrando para apartarle de esa carrera.

Le acusa, en concreto, de amplificar su vinculación con este escándalo a través de las buenas relaciones que mantiene en los medios de comunicación.

Soria incluye también en este grupo a Jorge Moragas, jefe de gabinete del presidente; a los hermanos Álvaro y Alberto Nadal, responsable de la oficina económica de Moncloa y número dos del propio ministro de Industria, respectivamente; y a Alfonso Alonso, titular de Sanidad. También cita el nombre de Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda. Algunos de ellos han comenzado a pedir su dimisión en privado.

Tiene identificados también a sus defensores

Mientras, el titular de Industria tiene también identificados a sus partidarios en estas horas bajas, donde destacan la secretaria general, María Dolores de Cospedal. Y también, dentro del Gobierno, el ministro de Economía, Luis de Guindos.

Valora que la numero dos del partido fue una de las primeras en salir en su defensa. Pocos minutos después de aparecer su nombre en los polémicos documentos de Mossack Fonseca, Cospedal afirmó que veía muy convincentes las explicaciones de Soria y defendió que no había mayor transparencia que la que había demostrado.

Este bando se ve apoyado por la mayoría de los ministros del G-8, también conocido como “la congregación mariana”. Destacan entre los principales respaldos, aunque no en público, los del ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo; Jorge Fernández Díaz, ministro del Interior; Ana Pastor, ministra de Fomento; y Rafael Catalá, titular de Justicia.

Fuente: El Confidencial Digital

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: