La familia Álvarez traslada a Reino Unido la propiedad de Vega Sicilia

La familia Álvarez traslada a Reino Unido la propiedad de Vega Sicilia

 

La propiedad de Vega Sicilia ya no estará en España. Formalmente la propiedad de El Enebro, el holding de la familia Álvarez de la que depende el control de la mítica bodega, ha sido trasladado a una instrumental del Reino Unido: Mezqual Limited. El cambio se aprobó en una junta de accionistas de la sociedad celebrada el pasado mes de febrero.

Solo cinco meses después del fallecimiento del patriarca y fundador del imperio familiar, David Álvarez, sus hijos, con los que mantuvo una amargo enfrentamiento por el control de la sociedad El Enebro, han formalizado el traslado de la propiedad del holding al Reino Unido.

La sociedad de la que cuelgan la propiedad de la cárnica Valles de Esla y de Bodegas Vega Sicilia, sin duda una de las mejores bodegas del planeta, es ahora propiedad de un holding denominado Mezqual Limited, ubicado en Londres y que, según los registros británicos consultados por CincoDías, controlan cinco de sus hijos.

En el órgano de gestión de Mezqual Limited se sientan como consejeros Pablo Manuel Álvarez, Marta Álvarez, Elvira Álvarez, Juan Carlos Álvarez y Emilio Álvarez, además de Arthur Roy y Michael Adams.

Una junta de accionistas de El Enebro sustituyó en febrero al consejo por un administrador único

La modificación legal parte de la última junta extraordinaria que los accionistas de El Enebro celebraron el pasado mes de marzo. Según el orden del día de la convocatoria en esa reunión se aprobó sustituir al consejo de administración por un administrador único. Administrador que desde el martes pasado es la citada instrumental británica Mezqual Limited.

De acuerdo con el registro británico la sociedad esta activada y registrada desde en enero de 2014 y su actividad se centra en servir de sociedad holding.

CincoDías ha intentado sin éxito que algún portavoz de la familia Álvarez explicara el porqué de la decisión de trasladar todo el aparato de propiedad de El Enebro fuera de España. “No vamos a hacer comentario alguno al respecto”, han señalado. A pesar de ello este periódico ha podido saber que El Enebro seguirá radicado a efectos fiscales en España.

La sociedad británica esta dirigida por los cinco hermanos que se enfrentaron a David Álvarez

  • Campo de batalla

El Enebro ha sido el campo de batalla de una durísima batalla accionarial protagonizada por el fundador David Álvarez contra cinco de sus hijos por los derechos de voto de las acciones. Unos derechos que daban el control de la que en realidad es la joya de la corona: Vega Sicilia.
Sin embargo, en julio del año pasado en un golpe de efecto definitivo, la sociedad y los cinco accionistas mayoritarios (Marta, Elvira, Juan Carlos, Emilio y Pablo Álvarez Mezquiriz) se aseguraron el control definitivo tras adquirir el paquete accionarial (13,7%) de su hermano Jesús David Álvarez Mezquiriz, un hijo tradicionalmente alineado en la pelea accionarial a su padre, el fundador David Álvarez.

Tras esa operación y ya antes del fallecimiento de David Álvarez, sus hijos enfrentados a él alcanzaron al menos el 80% de las acciones y por tanto el control de los sus derechos políticos. Los cinco accionistas mayoritarios poseen hoy el 67% de la propiedad de El Enebro.

La transacción se ejecutó en dos fases; en primer lugar El Enebro se hizo con el 10% del paquete de Jesús David Álvarez Mezquiriz, y éste, para una segunda fase, concedió una opción de compra irrevocable del resto de su participación a sus cinco hermanos, culminando así la venta de todas sus acciones.

Un duro enfrentamiento de años

Además de la cárnica Valles del Esla de El Enebro cuelga el control de el grupo Bodegas Vega Sicilia, que controla a su vez, Bodegas y Viñedos Alión, Bodegas y Viñedos Pintia, y Bodegas Tokaj Oremus, en Hungría y el 50% de Bodegas Macán, además de la propia Vega Sicilia.
El control efectivo de sus acciones fue el campo de batalla de una agría disputa familiar desencadenada tras el fallecimiento de la esposa de David Álvarez. El que fuera fundador, presidente y principal accionista de Eulen, fue desposeido en 2010 por cinco de sus siete hijos de los derechos políticos y económicos de El Enebro.
Álvarez les había cedido las acciones tras el fallecimiento de su mujer, si bien ambas partes habían renovado hasta 2010 distintos acuerdos para que el empresario pudiera ejercer los derechos políticos.
Al producirse la desposesión, el empresario les denunció en los tribunales, que reconocieron su derecho al usufructo y la práctica de los derechos políticos.
Los hijos ‘díscolos’, Marta, Elvira, Juan Carlos, Emilio y Pablo, eran entonces propietarios del 67% de El Enebro a través de unas acciones cuyo usufructo fue el motivo que se disputó durante años.
El litigio comenzó después de que el patriarca familiar destituyera en 2010 como consejero delegado a su hijo Pablo, lo que motivó que éste, con el apoyo de cuatro de sus hermanos, desalojara posteriormente a su padre y a dos de sus hermanos (David y María José) del consejo de administración.
Tras innumerables sentencias recurridas, el caso llegó hasta el Tribunal Supremo que reconoció formalmente el derecho al usufructo de las acciones del fallecido David Álvarez. Una amarga victoria.

Fuente: Cinco Dias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: