Soria no asistirá al Consejo de Ministros de mañana

El ministro de Industria ha excusado su presencia tras conocerse que fue administrador de una firma radicada en Jersey

El ministro de Industria, José Manuel Soria, ha disculpado su asistencia a la reunión del Consejo de Ministros de mañana. Soria ha excusado su presencia de esa reunión después de las informaciones que se vienen publicando en los últimos días en los que se le relaciona con los denominados papeles de Panamá.

Como es habitual, el Gobierno había hecho públicas a última hora de la tarde las ausencias de ministros en la reunión del Consejo de mañana y sólo se había informado de que no estaría el titular de Economía, Luis de Guindos, debido a que se encuentra en Washington participando en las reuniones del Fondo Monetario Internacional y del Banco mundial. Sin embargo, Moncloa ha enviado con posterioridad una adición a esa agenda incluyendo a Soria como ausente también en la reunión de mañana.

El PP ha callado hoy en público sobre la situación del ministro, tras conocerse que figuró como administrador de una sociedad radicada en el paraíso fiscal de Jersey hasta 2002, cuando era alcalde de Las Palmas de Gran Canaria.

El martes el ministro aseguró que había hablado con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y que nadie le había pedido su dimisión. Pero el líder del PP ha evitado responder a preguntas de la prensa hoy en un acto en Cuenca tras revelarse la relación del ministro con el paraíso fiscal de Jersey. El ministro era el ejemplo preferido de Rajoy para defender la cautela ante los escándalos de corrupción. Cada vez que se le ha preguntado por qué no tomaba medidas ante un imputado ha recordado que cuando Soria estuvo imputado hace años también se pidió su dimisión, pero luego el caso fue archivado.

Por la mañana, antes de conocer la escalada del caso Soria, miembros del partido sí admitían en privado que sus explicaciones de estos días habían sido “demasiado confusas”, aunque confiaban en que el próximo lunes lo aclarara todo en su comparecencia en el Congreso y no veían necesario que dejara el cargo porque no había cometido “ningún acto ilícito”.

La revelación de Jersey pilló a la cúpula del PP por sopresa. Mariano Rajoy presidía en Cuenca un acto que llevaba preparando desde que el PSOE y Ciudadanos firmaron su pacto el pasado febrero. Viajó a la ciudad de las casas colgadas acompañado por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, la secretaria general, Dolores de Cospedal, los vicesecretarios de Organización, Fernando Martínez-Maillo, y de Autonomías y Ayuntamientos, Javier Arenas, y 14 de los 15 presidentes de Diputaciones provinciales en manos del PP. Se trataba de desgastar a Pedro Sánchez y Albert Rivera criticando una de sus propuestas más polémicas y más contestadas también internamente, la de eliminar las Diputaciones. Pero el escándalo de Soria diluyó el mensaje para el que tanto el presidente como el ministro de Hacienda se habían preparado una larga batería de datos.

Los escándalos devoran la estrategia del PP en la antesala de unas probables nuevas elecciones por falta de acuerdos. El partido tiene abiertos frentes en el Gobierno central, en varias comunidades autónomas y en Ayuntamientos como el de Granada. En este último caso, los populares han suspendido cautelarmente de militancia al alcalde, José Torres Hurtado, detenido ayer por una trama de corrupción urbanística. “Si la policía aporrea tu puerta y te imputan diez delitos…”, resumía hoy un miembro del PP, negando que la situación de Torres Hurtado sea comparable a la de otros cargos públicos del partido bajo sospecha, como Rita Barberá.

Durante su intervención, Rajoy ha criticado con dureza al líder socialista, Pedro Sánchez —”cuando habla con Podemos le dice unas medidas; cuando habla con Ciudadanos, otras, y a su partido no sabe qué decirle”—, pero también a Albert Rivera. “Yo puedo entender que los nacionalistas pidan la supresión de las Diputaciones porque no atienden a razones de eficacia, está en sus genes. No les gusta España”, pero de Ciudadanos, ha añadido, no lo comprende. “¿Para qué quieren eliminarlas? Si funciona bien, ¿para qué cambiarlo? ¿Para salir en el periódico?”, ha preguntado.

El PP ha vuelto a rechazar un “pacto de perdedores” como el que, según Cospedal, les quitó el Gobierno de Castilla-La Mancha. Rajoy ha insistido en su mensaje de que una alianza del PSOE con la izquierda “radical” pondría en riesgo la recuperación económica. “Sería una marcha atrás, un disparate colosal”. Y ha criticado a Sánchez por rechazar la gran coalición. “La política del no, no y no, no sirve para construir nada bueno. Ni aquí ni en ningún país del mundo”.Leer mas: El Pais

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: