El Papa arropa a los refugiados en Lesbos y acoge a tres familias sirias

Álbum: El Papa Francisco arropa a los refugiados de Lesbos

Francisco visita, junto al patriarca Bartolomé y al arzobispo de Atenas y Grecia, Jerónimo, Moria, donde la UE detiene a más de 2.500 refugiados

Varados y en la indigencia: la vida inmigrante en Lesbos y Kos

El Papa ha aterrizado este sábado alrededor de las 10.05 horas (una hora menos en la Península) en el aeropuerto de Mitilene, la capital de Lesbos. En su visita al centro de Moria ha pedido a la comunidad internacional que no ignore la crisis humanitaria y ha recordado que “todos somos migrantes“.

Nada más llegar, el Papa ha sido recibido por el primer ministro griego, Alexis Tsipras, el Patriarca Ecuménico de Constantinopla Bartolomé y el Arzobispo de Atenas Jerónimo. Una banda militar ha dotado de cierta pompa musical a la recepción, aun así, sobria, sencilla y fraternal, plasmada en un nuevo abrazo entre las iglesias católica y ortodoxa.

Tras citarse en privado con Tsipras, el Papa Francisco ha emprendido su camino hacia Moria, una ‘cárcel’ con todas las de la ley, a la que Europa llama eufemísticamente ‘centro de acogida’ o ‘hotspot’, donde viven arrestadas unas 3.500 personas. Nada más entrar, docenas de sirios y afganos principalmente, personas de países de mayoría musulmana, aguardaban al Pontífice y el resto de la comitiva ecuménica para estrechar sus manos.

Francisco, un Papa al que se le nota algo agarrotado en los fríos actos de alfombra roja, transpiraba naturalidad en Moria. Entre esa “periferia” que él lucha por poner bajo el foco y a la que este sábado abrazaba y besaba. Las mujeres kurdas lo jaleaban al pasar con su tradicional grito celebrativo. El rictus del máximo representante de la iglesia católica alternaba ratos de complicidad con momentos de compunción cuando su asistente se acercaba a su oído para relatarle, posiblemente, el drama detrás de quien le entregaba su mano.

“El mundo no puede ignorar la colosal crisis humanitaria”

Frente a Francisco hubo muchas manos y sonrisas, pero sobre todo ruegos. Varios jóvenes, incluso una niña, se abalanzaron a los pies del Sumo Pontífice rogándoles su bendición y la ayuda que Europa les está negando. El Santo Padre, con evidente conmoción, los trataba de alzar del suelo e imponía sus manos sobre su cabeza. Alrededor de la comitiva papal cundían las pancartas reivindicando la cristiandad de comunidades como la paquistaní, discriminada, y la apertura de las fronteras de Europa.

Ha sido en Moria donde el Papa Francisco, junto al prelado de Constantinopla Bartolomé y el arzobispo Jerónimo, han firmado una dura declaración a favor de los cientos de miles de refugiados que intentan llegar a Europa. “La opinión mundial no puede ignorar la colosal crisis humanitaria originada por la propagación de la violencia y del conflicto armado, por la persecución y el desplazamiento de minorías religiosas y étnicas, como también por despojar a familias de sus hogares, violando su dignidad humana, sus libertades y derechos humanos fundamentales”, rezaba el texto.

Frente al estrado instalado en Moria, acicalada para la ocasión con ánimo de ocultar los recientes problemas de falta de alojamiento y alimentación, Jerónimo abofeteó a Bruselas. “No necesitamos decir muchas palabras. Sólo aquellos que ven en los ojos de estas pequeñas criaturas que hemos conocido en los campos de refugiados serán capaces de reconocer inmediatamente, en su totalidad, la ‘bancarrota’ humana y solidaria que Europa ha mostrado en los últimos años hacia estas, y no sólo estas personas”.

A continuación ha sido el Papa quien se ha asomado frente a las víctimas encarceladas en Moria para abrazarlas una vez más: “Quiero deciros que no estáis solos. En estas semanas y meses, habéis sufrido mucho en vuestra búsqueda de una vida mejor. Muchos de vosotros os habéis visto obligados a huir de situaciones de conflicto y persecución, sobre todo por el bien de vuestros hijos, por vuestros pequeños”, ha proclamado. Y añadió: “Esperamos que el mundo preste atención a estas situaciones de necesidad trágica y verdaderamente desesperadas, y responda de un modo digno de nuestra humanidad común”.

“Antes que números, son personas, nombres”

“La preocupación de las instituciones y de la gente, tanto aquí en Grecia como en otros países de Europa, es comprensible y legítima. Sin embargo, no debemos olvidar que los emigrantes, antes que números son personas, son rostros, nombres, historias”, dijo Francisco poco después en el puerto de la Mitilene, al reunirse con ciudadanos y miembros de la comunidad católica de la isla.

“Europa es la patria de los derechos humanos y cualquiera que ponga pie en suelo europeo debería poder experimentarlo. Así será más consciente de deberlos a su vez respetar y defender. Por desgracia, algunos, entre ellos muchos niños, no han conseguido ni siquiera llegar: han perdido la vida en el mar, víctimas de un viaje inhumano y sometidos a las vejaciones de verdugos infames”, añadió.

Francisco mostró su “admiración” por el pueblo griego que, a pesar de las graves dificultades que tiene que afrontar, “ha sabido mantener abierto su corazón y sus puertas“.

“Muchas personas sencillas han ofrecido lo poco que tenían para compartirlo con los que carecían de todo. Dios recompensará esta generosidad, así como la de otras naciones vecinas, que desde el primer momento han acogido con gran disponibilidad a muchos emigrantes forzados”, declaró el papa, quien eligió también la labor de todos los voluntarios y asociaciones que ayudan a los refugiados.

Todos somos migrantes“, ha reconocido finalmente el Papa en un rezo común con el patriarca Ecuménico de Constantinopla Bartolomé y el arzobispo ortodoxo de Atenas Jerónimo, poco antes de concluir su visita a Lesbos.

El Papa acoge a un grupo de refugiados

Al término de la visita al menos 12 refugiados se han subido con el Papa en su avión . En el grupo habría al menos seis menores, según ha informado la Santa Sede en un comunicado. Se trata de tres familias musulmanas, dos de ellas originarias de Damasco y la otra de Deir Ezzor, territorio ocupado por el Estado Islámico (IS).

Medios griegos ya habían informado de que Francisco volvería a Roma con 10 refugiados de grupos vulnerables. Se trata de 10 miembros de familias monoparentales, madres con niños, y personas con discapacidad y con problemas de salud.

La crisis de los refugiados ha sido calificada por el Papa como la “peor catástrofe humanitaria desde la Segunda Guerra Mundial”. En el saludo a los medios de comunicación que le acompañaban en el avión, Francisco recordó que se trataba de “un viaje marcado por la tristeza“.

“Veremos a tanta gente que sufre -continuó Francisco- que está obligada a huir y no sabe adónde ir. Vamos a visitar también un cementerio en el mar, donde se ha ahogado tanta gente”. “Esto no lo digo por amargar, sino para que vuestro trabajo pueda transmitir en vuestros medios el estado de ánimo con el que hago este viaje”, afirmó el Papa.

De regreso a Roma, Francisco criticó la inacción de los gobiernos frente a la crisis de los refugiados: “No ha habido una política de integración”, dijo, “cerrar la fronteras no resuelve nada porque el cierre, a la larga, perjudica al propio pueblo”.

“No he elegido entre cristianos y musulmanes, estas tres familias tenían los papeles en regla y se podía hacer”, explicó en referencia a los refugiados que subieron con él en el avión. Según precisó el Vaticano, las doce personas que volaron a Roma con el papa son todos miembros de tres familias musulmanas.

Chapa y pintura en Moria

Ante la visita del Santo Padre, las autoridades han aplicado chapa y pintura a Moria. Donde hace dos semanas faltaba agua caliente, comida, camas y hasta techo, hoy hay limpieza, más alimentos y comodidades. Este viernes se regaló ropaa todos los internos de la cárcel, llamada eufemísticamente ‘centro de acogida’ por la UE. “Hasta los policías se han vuelto simpáticos”, ironiza un sirio en conversación telefónica con EL MUNDO desde el interior de la prisión.

Pero las mejoras en Moria no son suficientes en un país que alberga a 53.666 refugiados registrados, según el último recuento del Centro de Coordinación de la Crisis de Refugiados del país heleno. La mayoría, llegados antes del 20 de marzo, fecha a partir de la cual todos los que han llegado a Grecia deben ser devueltos a Turquía. Este bloque, mayoritario, dispone de permisos de estancia temporal en Grecia -diferentes según nacionalidad- y se topa con todas las fronteras, como la macedonia, cerradas.

Los presos en Moria están sujetos a deportación por haber llegado o haberse registrado con posterioridad al 20 de marzo. Según Atenas, la mayor parte ha pedido asilo en Grecia. Bruselas quiere que se resuelva su solicitud de asilo una vez sean deportados a Turquía. Las deportaciones empezaron el 4 de abril , pero se han frenado entre lamentos del Gobierno griego por la falta de funcionariospara gestionar las peticiones de asilo.

Hasta la fecha, sólo se han devuelto de Grecia a Turquía 325 personas, dos de ellas sirias, y se ha relocalizado a 79 sirios de Turquía a la UE, menos de las que han llegado en ese tiempo a la costa griega. Eso contradice el mecanismo llamado ‘uno por uno’, que asegura la relocalización de un refugiado en Europa por cada uno devuelto a Turquía. La ineficacia del acuerdo Ankara-Bruselas inquieta a sus víctimas, los refugiados, que este viernes protestaron en Moria y este sábado, anuncian, repetirán frente al Papa.

El máximo representante de la Iglesia católica, unido a los líderes ortodoxosBartolomé y Jerónimo, firmará dentro de la prisión de Moria una declaración de apoyo a los refugiados. Se espera que ésta sea dura con la Unión Europea, a la que el Papa acusó recientemente, durante la misa del Domingo de Ramos, de permanecer “indiferente” ante la crisis de refugiados. La UE apenas ha acogido, mediante el sistema de realojo, a unas 600 personas, de las 160.000 a las que se comprometió a finales de 2015.

Fuente: El Mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: