Rajoy hace una última llamada a Pedro Sánchez para que se avenga a negociar una gran coalición

  • El presidente del PP reprocha la actitud de los líderes de los demás partidos: “Al Gobierno no se viene a aprender, se viene aprendido”

Rajoy hace una última llamada a Pedro Sánchez para que se avenga a negociar una gran coalición

 

Mariano Rajoy está a lo que está, las elecciones generales, y en su discurso no cabe ni un solo apunte sobre la dimisión de su ministro José Manuel Soria que le ha puesto en un brete a dos semanas de que se convoquen elecciones por la imposibilidad de formar Gobierno. Sólo una frase recurrente cuando hablaba de los pactos que lleva ofreciendo desde el 20 de diciembre, el de regeneración, para hacer frente “a acontecimientos que a todos nos han abochornado”, pareció incluir los sucesos de esta semana. La posibilidad de ir a esas elecciones fue lo que centró su discurso, pero como si fuera algo obligado y de trámite, Rajoy hizo un último llamamiento a Pedro Sánchez para que se avenga a negociar una gran coalición, la del PP y la del PSOE, que a su juicio es la única que permitiría un gobierno, no sólo una investidura.

Para Rajoy, esta fórmula “está vigente”, porque es la fórmula de “la sensatez”, algo que comparten en el PSOE, cree, “hasta los que están en contra y exploran otras fórmulas”. Una fórmula, la del gran pacto PP-PSOE “que ha boicoteado Pedro Sánchez” con lo que a su juicio es un ataque a la democracia, que es despreciar a los 7.200.000 ciudadanos que votaron al PP.

En la convención que el PP celebró este sábado en Zaragoza sobre el Pacto de Educación, Rajoy volvió a advertir sobre la otra fórmula, la que Pedro Sánchez ha venido buscando desde el día siguiente de las elecciones: “una amalgama letal” con el futuro de España, para la que el secretario general del PSOE ha tenido “una actitud mendicante” y que “por suerte para España y los españoles no parece que tenga futuro”.

Aparte de esas dos posibilidades, Rajoy también ve “operaciones de ingeniería financiera”, que atribuye a Albert Rivera, que quiere gobernar con Sánchez, teniendo sólo 130 escaños, lo que podrá permitir una investidura, pero a su juicio no permite formar un gobierno que pueda gobernar.

Con este panorama, es con el que Rajoy vuelve a ofrecer al PSOE la gran coalición, la que le ofrecerá hasta el final, pero sin confiar ya mucho en ella, por lo menos de momento, pero una fórmula que “que permite formar el gobierno que necesita España, porque tiene mayoría, da estabilidad política dentro y fuera, es un gobierno con un mínimo de coherencia, y un gobierno que podrá estar a la altura de las circunstancias”.

Al gobierno no se va a aprender, se viene aprendido”
MARIANO RAJOY

Con ese gobierno, apoyado por el PP y el PSOE, y con la incorporación de partidos moderados como Ciudadanos, Rajoy cree que se podrían dar los mensajes que quieren los españoles: “un gobierno serio, estable, que genere confianza y que tenga claros los objetivos que tiene que tener España”.

Rajoy, pensando en las elecciones, cree que estos cuatro meses han servido para que la gente ya pueda tener las cosas más claras, y poder ver que “esto no es un espectáculo, que cuando se habla de temas que afectan a la gente, hay que tomárselo en serio”. Y otra lecciones que deben extraer los ciudadanos: “Al gobierno no se va a aprender se llega aprendido”.

La convención que clausuró Rajoy fue inaugurada dos horas antes por la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, que sin hacer ninguna referencia a la dimisión del ministro José Manuel Soria, apeló a que el PP se presente como “un partido unido, fuerte, con convicciones, que sabe lo que quiere y que tiene a un presidente y a un candidato claro, Mariano Rajoy”.

Un partido que pueda hacer frente a las dos últimas semanas antes de ir a elecciones, y sobre todo estar listo para revalidar el primer puesto en unosfuturos comicios. Un partido que se cargue de razones cuando acuse al PSOE, porque en eso se basará su campaña, de haber dado, durante estos cuatro meses, “un espectáculo bochornoso”, organizando “un teatro en el que muchos han querido colaborar”. Por el contrario, y ese es el temor que tiene el PP, que su mensaje no sea creíble, “ofrecemos un gran acuerdo”, que siempre ha recibido “un no” del PSOE y “el boicot de Pedro Sánchez”.

Cospedal subrayó que queda poco tiempo, pero cree que es suficiente para que todavía haya un acuerdo con el PSOE. El PP está dispuesto a llevar su oferta hasta el final, porque “en 24 o 48 horas se puede llegar a un acuerdo”, si se va a ese acuerdo “pensando sólo en el interés general de los españoles”, y el líder socialista, Pedro Sánchez, “deja el boicot, los intereses partidistas y su ego personal”.

Tampoco la presidenta del PP de Aragón, Luisa Fernanda Rudí, hizo ninguna referencia a la dimisión de Soria y habló, al igual que Cospedal, ya en clave electoral, para subrayar lo que serán los ejes de esa campaña electoral: “El bloqueo de la situación no es del PP, lo originó el PSOE con su decisión, el 21 de diciembre, de no sentarse a hablar con el PP”. Pero Rudí da por buenos estos cuatro meses, porque considera que han permitido “destapar tanta demagogia” como a su juicio han desplegado los partidos emergentes. Y entre ellos, la presidenta del PP aragonés se metió, sin citarlo, con el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, para dirigirse a sus votantes o a parte, a los que antes lo habían hecho al PP. Habló de quien acudió a las elecciones del 20-D “sin definirse mucho”, pero que ahora ya saben a qué atenerse, porque parecía antes “el mayor aliado del PP”, dijo, y ahora se ha convertido “en el que profiere los mayores ataques al PP, incluso en lo personal”.

Propuestas educativas

Pero entre elecciones y escándalos, el PP todavía tuvo tiempo para hacer propuestas en materia educativa. Un plan de digitalización de la enseñanza y el aprendizaje, con el objetivo de que en cinco años se consiga la mochila digital y la gratuidad de los materiales digitales para los alumnos de primaria, secundaria y bachillerato; y la acreditación digital del profesorado.

El segundo objetivo en materia educativa es un programa de formación del profesorado en inglés que haga que en diez años, para obtener el título de grado, los alumnos deban acreditar el nivel B2 de inglés.

Además, Rajoy anunció que en septiembre, con el nuevo curso, entrará en funcionamiento el teléfono de acoso escolar, al que podrán acogerse los niños que sufren acoso en las aulas, y se comprometió a mejorar el sistema de becas para que todo el que quiera estudiar pueda hacerlo.

Fuente: La Vanguardia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: