Así intentaron Manos Limpias y Ausbanc extorsionar a la infanta Cristina

  • Pineda propuso pactar la declaración de la infanta Cristina en el juicio de Nóos

 

Así intentaron Manos Limpias y Ausbanc extorsionar a la infanta Cristina

 

La Policía ha hecho un trabajo exhaustivo en el caso de Manos Limpias yAusbanc, cuyos jefes quedaron ayer en prisión incondicional por decisión del juez encargado el caso, Santiago Pedraz. El magistrado ha tomado esta decisión ante el cúmulo de indicios y pruebas reunidos por la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF), que desde febrero del año pasado seguía la pista de las actividades de un entramado de apariencia legal que emerge ahora como una organización criminal.

El juez lo califica con estos mismos términos, tras descripciones minuciosas sobre varias de las operaciones de chantaje puestas en marcha por Luis Pineda, presidente de Ausbanc –organización teóricamente defensora de los derechos de los usuarios bancarios–, y Miguel Bernad, secretario general de Manos Limpias, que de acuerdo con los datos proporcionados por Pedraz actuaba como palanca para la obtención de ingresos, con denuncias y actuaciones judiciales, que se ofrecían a retirar a cambio de aportaciones económicas. El juez no tiene dudas sobre el delito principal cometido con estas maniobras, que califica directamente de extorsión.

En su resolución, Pedraz atribuye además a Pineda los delitos de estafa, fraude en las subvenciones, amenazas y administración desleal, aparte de los chantajes y la constitución de una organización criminal. En el caso de Bernad las acusaciones son las que le imputan en estos dos últimos delitos, más el de amenazas. Todo ello coincide, en líneas generales, con la petición del fiscal del caso, Daniel Campos, que ha trabajado con la UDEF en la investigación.

Las descripciones del juez son muy detalladas en el caso de la extorsión a los abogados de la infanta Cristina y de Unicaja. En el primer caso, losimputados no lograron sus objetivos. En el segundo, pactaron el pago de un millón de euros. Unicaja lo convino con la idea de que Manos Limpiasiba a retirarse del caso de los ERE. El juez relata con detalles muy jugosos cómo el citado sindicato se prestó a preparar con Unicaja los interrogatorios. El propósito común era que luego Manos Limpias pudiera retirarse del proceso diciendo que había obtenido explicaciones convincentes en las declaraciones. Claro, podían ser convincentes porque las habrían preparado
juntos, el investigado y los querellantes. A este procedimiento se le podría llamar de “extorsión productiva”.

Extorsión sin éxito

Fue improductiva, en cambio, la intentada con Miquel Roca y Pau Molins, defensores de la infanta, que pusieron los hechos en conocimiento de la Policía. Dice el juez en su auto que el 29 de febrero pasado “Luis Pineda llama al director general de la Fundación La Caixa, y le propone negociar la retirada de la acusación popular de Manos Limpias contra la infanta”. Y le plantea una concertación supuestamente conveniente para ambas partes. La forma de actuar sería “la misma que Luis (Pineda) ha realizado en el caso contra el presidente de Unicaja en Sevilla, pactando una declaración convenida (de la infanta, obviamente) que posteriormente puedan utilizar para justificar la retirada de la acusación”.

Miquel Roca:
Miquel Roca: “No he contemplado, ni contemplo ni contemplaré nunca una solución al margen de la sede judicial” (Quique García – EFE)

Tras la declaración de la infanta en Palma consta en la causa una conversación entre Pineda y Javier Castro Villacañas, director de comunicación de Manos Limpias, en la que el primero afirma que la abogada de dicho sindicato en la vista, Virginia López Negrete, “se ha pasado”. Pineda añade que, a pesar de ello, luego “habrá que hacer lo que deba hacerse, no lo que le guste a ella (a Virginia), aparte de que su momento de gloria ya lo ha tenido”. Pineda se lamenta, en suma, de que la abogada que acusa a la infanta se haya creído su papel. El juez, más comedido, escribe que se deja “entrever cómo Virginia se tendrá que ajustar en la parte que afecta a la infanta Cristina en el caso Nóos a las directrices que le marquen, las cuales estarán encaminadas al archivo de la causa si Luis Pineda logra un acuerdo económico que le satisfaga”.

El juez explica que Pineda llamó al Banc de Sabadell afirmando que Roca –secretario del consejo de administración de esta entidad– es la persona “idónea” para negociar dicho pacto. El 15 de marzo hubo una entrevista entre Pineda y el subdirector de los servicios jurídicos del Sabadell. Quince días después se formalizó la denuncia. Ante la Policía “Miquel Roca manifiesta que no quería celebrar la entrevista por razones deontológicas pero que tenía cierta curiosidad por saber lo que Luis Pineda podía proponer”. Y lo que propuso fue cobrar 3 millones de euros por retirar la acusación, uno más que en un primer intento de aproximación, seis meses antes.

Fuente: La Vanguardia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: