La difícil tarea de Draghi hoy: comunicar que el BCE tiene margen de actuación

Mario Draghi, presidente del BCE.

 

En los mercados persiste cierta desconfianza sobre el margen del banco central para seguir sosteniendo la economía europea.

En los últimos meses, los bancos centrales internacionales han implementado una variada gama de resortes para recobrar la estabilidad financiera y reactivar la economía mundial. Y, sin embargo, son muchas las voces que insisten en la necesidad de ir más allá.

Ayer mismo, el gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda, insinuaba que la institución podría incrementar sus compras de renta variable, a través de ETF.

También los miembros del BCE han insistido recientemente en su disposición y capacidad para volver a actuar si fuera preciso. Sin embargo, persiste en los mercados cierta desconfianza sobre el margen del banco central para seguir sosteniendo la economía europea. Es por eso que hoy, el presidente del BCE, Mario Draghi, se enfrenta al reto de convencer de que su margen de maniobra es aún holgado. “Necesita recuperar la credibilidad perdida a finales del año pasado. Y debe ser en este sentido coherente y también agresivo en sus mensajes”, comenta José Luis Martínez, estratega de Citi en España.

Para Guillermo de la Dehesa, presidente del Observatorio del Banco Central Europeo (OBCE), una de las claves estará en el mensaje de Draghi sobre los tipos en negativo. “Debería volver a recordar, durante su conferencia de prensa, que volverá a bajar todavía más los tipos si fuese necesario”, defiende.

Vigilancia y confianza

En la misma línea, Jordi Gual, economista jefe de La Caixa, cree que “la institución debe permanecer vigilante a la evolución de los riesgos, tanto internos como externos, y recalcar su disposición a actuar en caso de ser necesario”, aunque reiterando “su confianza en el proceso de recuperación de la eurozona”. A esta disposición a actuar, el BCE debe sumar una nueva llamada a los gobiernos para que cumplan con su parte para afianzar la recuperación. Daniel Manzano, socio director de Afi, apunta que Draghi debe mostrar firmeza “en seguir reclamando el acompañamiento y coordinación de medidas de políticas fiscales y estructurales apropiadas”.

Como explica Martinez, “la política monetaria expansiva actual es excepcional, eficiente pero insuficiente. Es fundamental que el resto de las políticas económicas colaboren para superar los problemas actuales y riesgos a futuro”.

Estos mensajes no precisan en esta ocasión de medidas adicionales a las ya anunciadas. Después del paquete de medidas de marzo, “ya no le queda más que recordar que responderá con contundencia ante cualquier riesgo a la baja”, indica De la Dehesa.

Lo que sí aguardan los expertos del OBCE son nuevos detalles sobre las medidas ya adelantadas. Así, Simón Sosvilla, profesor de economía de la Universidad Complutense de Madrid, considera que “sería deseable que ofreciera un mayor detalle sobre el programa de compras de bonos corporativos”, que está previsto que se inicie a finales de junio.

Sosvilla recalca que en los primeros días tras la ampliación del QE, se dispararon las compras de deuda pública, mientras que las de cédulas y ABS se redujeron un 75%.

Fuente: Expansion

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: