Rajoy no piensa en dar un paso atrás: Al presidente lo eligen los españoles, no Sánchez ni Rivera”

  • El líder del PP deja para el próximo congreso, tras las elecciones, la decisión de si se establecen primarias en el PP

Rajoy no piensa en dar un paso atrás: Al presidente lo eligen los españoles, no Sánchez ni Rivera”

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, no ha pensado en ningún momento, ni lo piensa para el futuro, dar un paso atrás y dejar paso a otro líder del PP, porque sea una condición que impongan los líderes de otros partidos como Pedro Sánchez o Albert Rivera. A Rajoy no le parecen adecuados los vetos ni las sugerencias en ese sentido, porque “quien elige al presidente del gobierno son los españoles, y ellos son los que tienen que tomar posiciones”. A su juicio, “nadie en un partido es quien para elegir el candidato de otro partido”, y no cree que sea bueno “que me vaya porque lo diga el señor Rivera o el señor Sánchez. Otra cosa es que lo dijeran mi partido y los españoles”.

En una entrevista en la Cadena SER, Rajoy insistió en que la propuesta más razonable en los cuatro meses transcurridos desde las elecciones del 20D y para el futuro es “la gran coalición” entre PP y PSOE, que a su juicio sería “un cambio político de verdad”, que no fue posible porque Sánchez no quiso. El presidente del PP cree que sigue siendo la opción más razonable, porque los partidos están obligados a entenderse, aunque haya algunos partidos con los que no sea lógico, como que el PP pactara con Podemos o con ERC, pero sí con partidos “moderados”. El líder popular no citó entre los partidos con los que no pactaría a CDC.

Rajoy no desveló si acudirá o no a debates a dos o a cuatro, aunque está dispuesto a cumplir “los estándares democráticos razonables” que siempre se han aplicado en España, aunque reconoció que es algo que no le apetece.

El líder del PP rechazó en estos momentos que su partido elija a su candidato por primarias, y lo dejó para un debate en el próximo congreso, aunque subrayó que la forma que tiene su partido de elegir a su candidato, en un congreso, donde los compromisarios elegidos por los militantes son los que eligen al presidente del partido, que es a la vez candidato a la presidencia del gobierno, es tan democrático como cualquier otro, incluidas las primarias que aplican otros partidos, “en las que siempre salen los mismos”.

Rajoy se mostró satisfecho con el nuevo clima de relación entre el gobierno central y la Generalitat de Catalunya, para intentar reducir la dinámica de llevar todas las disputas al Tribunal Constitucional, o reducir al mínimo esa litigiosidad, aunque considera que siempre que alguien se salta la ley es mejor que lo decida un tribunal que permitir que se viole la ley. Sin embargo, el presidente del Gobierno en funciones asegura que la relación entre las dos administraciones “siempre ha funcionado con normalidad”, y siempre ha habido negociaciones, aunque ahora se hayan institucionalizado con las reuniones entre él y Carles Puigdemont y los dos vicepresidentes, el del Gobierno central y el de la Generalitat.

El presidente del PP no contempla llevar una reforma constitucional en su programa electoral, pero está dispuesto a hablar de la propuesta del PSOE de hacer una reforma constitucional que aprueben los españoles en referéndum y después los catalanes en una reforma de su Estatut, pero con una condición, “que me digan que van a preguntar a los españoles y a los catalanes, porque en estos temas conviene concretar”. A su juicio, tal y como lo han propuesto los socialistas más que una reforma en serio “es propaganda” dentro del “ruido, demasiada fotografía y poco contenido” que ha habido estos cuatro meses. “Que digan qué reforma y estoy dispuesto considerarlo”

Mariano Rajoy no reconoció ninguna responsabilidad sobre los casos de corrupción que se han dado en su partido y subrayó que a él ningún juez le ha citado por ningún caso, no ha habido ningún problema con ninguno de sus ministros en las actividades propias del Gobierno. Sobre el caso que afectó a José Manuel Soria por los papeles de Panamá subrayó que dimitió por “un error en la gestión” del caso y aseguró que le explicó que no recordaba que su padre hubiera tenido una empresa en un paraíso fiscal, “y yo le creo”.

En materia de corrupción, Rajoy cree que su gobierno ha elaborado leyes que hacen más difícil los casos de corrupción y se mostró satisfecho de que si algo se ha demostrado es que la ley se cumple.

Sobre el déficit y las críticas de la Unión Europea por no haber cumplido los objetivos, Rajoy defendió que España es el país que más ha reducido el déficit en estos años, y que es verdad que se puede reducir más “poniéndose a recortar”, pero él prefiere reducir menos, por eso ha pedido ampliación de plazos, para que a la vez se pueda crecer y crear empleo, porque la otra alternativa no permitiría a España seguir creando empleo que es su principal objetivo y su principal problema. Por eso también Mariano Rajoy tiene como objetivo principal para los próximos cuatro años dos millones de empleos, y que así a finales de 2019 haya 20 millones de españoles trabajando, y eso se hará cumpliendo el objetivo de déficit de estar por debajo del 3 por ciento a finales de 2017.

Fuente: La Vanguardia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: