Los premios Ortega reconocen el periodismo valiente

El Rey destaca cómo EL PAÍS afronta la transformación digital sin renunciar a sus principios de “calidad, modernidad y excelencia”

Los Reyes posan con los galardonados y los cinco directores que ha tenido EL PAÍS en la ceremonia de entrega de los premios

EL PAÍS ha celebrado este jueves de manera solemne sus 40 años al servicio de la democracia, de la libertad y de sus millones de lectores en todo el mundo. El marco fue la entrega de los Premios Ortega y Gasset de Periodismo, en su 33ª edición, durante una emotiva ceremonia presidida por los Reyes en la que resaltó sobre todo el compromiso del diario con la modernización de España a lo largo de estas cuatro décadas. El Rey entregó los premios a los galardonados —Joseph Zárate, Lilia Saúl, Ginna Morelo, Samuel Aranda y Adam Michnik—, junto a doña Letizia y Juan Luis Cebrián, primer director de EL PAÍS y actual presidente del diario y del grupo PRISA. Felipe VI destacó que el rotativo ha sido “testigo y altavoz de los grandes acontecimientos y las transformaciones experimentadas por nuestra sociedad en los últimos decenios”. El Rey, quien evocó las figuras de los fundadores del periódico (José Ortega Spottorno, Jesús Polanco y Juan Luis Cebrián), agradeció la labor jugada por este diario en su empeño por impulsar el proyecto “con todo el compromiso profesional, intelectual y social que merece y que lo caracteriza”.

En su discurso, el Rey se refirió a EL PAÍS como “cronista, pero también protagonista” de la transformación experimentada por la sociedad española tras la decisión de vivir en un régimen democrático “integrado en Europa y con voz propia en el mundo”. El Monarca destacó la “sólida defensa en las páginas de EL PAÍS” de las reglas de convivencia por las que se ha regido España desde hace 40 años, la clara vocación por Latinoamérica, donde se ha convertido en un referente, y su apuesta internacional.

Al acto, convertido en una fiesta del periodismo libre e independiente, asistieron unos 400 invitados, entre ellos destacadas personalidades de la política, la economía y la cultura, junto a la cúpula directiva de EL PAÍS y de PRISA. Es la primera vez que don Felipe y doña Letizia asisten a la entrega de los Ortega, un acto que en 2001, con motivo del 25º aniversario del periódico, contó con la presencia de los entonces reyes Juan Carlos y Sofía.

MÁS INFORMACIÓN

Entre los asistentes a la fiesta, que coincidía con los 40 años de un periódico que nació en el regreso de la democracia tras una larga dictadura y ha acompañado a los españoles en un viaje histórico, figuraron la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría; la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena; el presidente del Congreso, Patxi López; los ministros de Economía, Interior, Fomento, Sanidad y Exteriores, Luis de Guindos, Jorge Fernández Díaz, Ana Pastor, Alfonso Alonso y José Manuel García-Margallo, respectivamente, además de los líderes del PSOE, Pedro Sánchez; Podemos, Pablo Iglesias; Ciudadanos, Albert Rivera, e Izquierda Unida, Alberto Garzón. A ellos se sumaron otros representantes de comunidades autónomas y múltiples instituciones.

La Constitución

Cebrián recordó en su discurso de bienvenida cuando, en 1976, un grupo reducido de personas coincidió en la iniciativa de fundar un periódico que “recuperara la gran tradición de la prensa española, agostada por la dictadura durante cuatro décadas”. Una aventura promovida por José Ortega Spottorno y secundada “vigorosamente” por Jesús Polanco, que coincidió con el inicio de un nuevo régimen bajo el marco de la monarquía parlamentaria.

La Constitución fue uno de los ejes del discurso de Cebrián, quien recalcó que, pese a los defectos coyunturales, supone una garantía jurídica y política de la libertad de los ciudadanos. “Desde su nacimiento, EL PAÍS contribuyó, incluso acaloradamente, al debate sobre esta Carta Magna de nuestra convivencia, y cuantas veces se ha visto amenazada por la violencia sectaria e irracional del golpismo o del terrorismo, nuestro periódico no ha dudado en alinearse con la defensa de los valores por ella representados, irrenunciables para nosotros”, abundó.

Tras repasar los compromisos que durante estos años han presidido la línea editorial del diario, el presidente de EL PAÍS profundizó en el permanente desafío y los retos a los que se enfrenta el oficio de periodista. Al referirse a los premiados, Cebrián destacó a los reporteros que, contra viento y marea, “arriesgando su vida, su hacienda y su libertad muchas veces, ejercen su cometido conscientes de su responsabilidad y del servicio que prestan a las sociedades a las que se dirigen”. “Los premios Ortega son un reconocimiento a la excelencia profesional puesta al servicio de los valores democráticos. Esos mismos principios alumbraron el nacimiento de nuestro diario hace 40 años y han de iluminar su andadura en el futuro”, continuó.

La solemnidad del acto, celebrado en el Palacio de Cibeles de Madrid y que contó conla actriz Cayetana Guillén Cuervo como maestra de ceremonias, quedó acompasada por el periodismo de la resistencia, el drama y el coraje que representan los trabajos galardonados en esta edición, firmados por comprometidos reporteros que han pisado la calle para contar al mundo una realidad muchas veces invisible. La tragedia de los refugiados en Europa que huyen de la guerra en Siria, la investigación sobre los 50.000 desaparecidos forzados en México y Colombia en los últimos años o la historia de la lucha de una campesina peruana contra una poderosa empresa minera han merecido el reconocimiento del jurado, que también ha valorado la trayectoria y honestidad del periodista polaco Adam Michnik, fundador y director de Gazeta Wyborcza, en su defensa de la democracia y la libertad de expresión en su país.

“Los Ortega y Gasset simbolizan los más altos valores de la cultura europea. EL PAÍS es, a la vez, hijo y cofundador de la democracia española. Por eso, recibir estos premios supone un gran honor para todos y cada uno de nosotros”, aseguró Michnik en nombre de todos los galardonados. Este defensor de los valores supremos de la verdad y la libertad resaltó su compromiso con la defensa del Estado de derecho, la separación de poderes, la dignidad de las personas, el humanismo y la tolerancia. La música de Sílvia Pérez Cruz cerró un cumpleaños, impregnado por el pensamiento de Ortega. Felipe VI recordó así al filósofo: “Su propuesta intelectual, fundamentada en las virtudes de la democracia, la mirada a Europa, la mejora de la educación y la extensión de la cultura y la justicia social, ha inspirado sin duda el progreso español de los últimos 40 años. Releer a Ortega es siempre un ejercicio enriquecedor y fructífero”.

Fuente: El Pais

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: