Detenidos los propietarios de 22 caballos y cuatro perros desnutridos y en estado de abandono

Un poni tuvo que ser sacrificado porque padecía una lesión incurable en una de sus patas

 

Detenidos los propietarios de 22 caballos y cuatro perros desnutridos y en estado de abandono

La Policía Nacional ha detenido a los dos propietarios de 22caballos y cuatro perros que se encontraban “desnutridos, enfermos y en estado de abandono” en una finca de Vélez(Málaga). A estas personas, de 44 y 75 años de edad, se les atribuyen presuntos delitos de maltrato animal.

Los animales han sido localizados confinados en unas instalaciones que son “peligrosas, que suponen una violación de la normativa de bienestar animal”, según la policía. Algunos de ellos han necesitado “intervención veterinaria urgente por la gravedad de las enfermedades que presentaban”.Después, han sido entregados a varias asociaciones y protectoras de animales.

La investigación se inició cuando una asociación defensora de los animales alertó a los agentes de que, al parecer, varios caballos y perros se encontraban en situación de abandono y desnutrición grave en una finca situada en la zona de El Trapiche, de la localidad malagueña de Vélez. Los policías confirmaron los hechos y detuvieron a los propietarios de los animales.

UN PONI “CON LESIONES INCURABLES”

Según la policía, entre los 22 equinos de la finca había un poni que tuvo que ser sacrificado, ya que presentaba una lesión incurable en una de sus patas, lo que le provocaban un sufrimiento continuo y que no podía ser paliado.

Asimismo, los agentes han hallado dos yeguas en un estado de salud crítico. Una de ellas presentaba una delgadez extrema, así como heridas infectadas y úlceras en gran parte de su cuerpo, principalmente en patas y lomo. La otra yegua mostraba también una lesión ensangrentada en una de sus patas.

Los cuatro canes también fueron descubiertos en una situación de abandono grave, indefensos y sin recibir los cuidados básicos, en especial en lo referente a la alimentación, “poniendo así en peligro su vida e integridad física”, asegura la policía.

Ninguno de los canes intervenidos en la finca había sido vacunado. Algunos de los caballos tampoco tenían ese chip obligatorio. En una inspección sobre el terreno, los investigadores observaron escombros, chapas metálicas oxidadas y restos de alambrada de espino en el lugar donde permanecían confinados los equinos. Además, la explotación no contaba con permiso para tener estos animales.

Fuente: El Periodico

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: