La CUP bendice la propuesta de ERC de subir el IRPF a partir de los 90.000 euros

  • Los cuperos chocan con Junqueras al insistir en la necesidad de incorporar en los presupuestos los impuestos suspendidos por el TC

 

La CUP bendice la propuesta de ERC de subir el IRPF a partir de los 90.000 euros

 

La entente entre la CUP y ERC se refuerza, a medias, de cara a los presupuestos, pero puede chocar abruptamente con CDC. EulàliaReguant, la interlocutora de la CUP para la negociación de los presupuestos del 2016 con Junts pel Sí (JxSí), ve con buenos ojos la medida planteada por la conselleria de Economia y apoyada entre los expertos del departamento y dirigentes de ERC de crear un nuevo tramo en el impuesto del IRPF y redistribuir los superiores para incrementar el gravamen sobre quienes ingresan más de 90.000 euros. Sin perjuicio de abordar un nuevo modelo fiscal para Catalunya en base a verdaderos criterios de redistribución y progresividad, Reguant ha asegurado que la subida del impuesto a partir de los 90.000 euros es “justa” porque “el salario medio está muy por debajo” y “no puede ser que las rentas bajas tributen más proporcionalmente que las altas”, pero ha admitido que hay diferencias todavía con la Generalitat, en concreto con el conseller Junqueras, que se niega a incorporar a las cuentas los impuestos aprobados por el Parlament y anulados por el Tribunal Constitucional (TC), algo que la CUP insiste en incorporar porque los presupuestos “deben responder al objetivo central de la legislatura”: la construcción de la república catalana.

En declaraciones a RAC1, la diputada de la CUP ha considerado que “no hace falta ir más abajo de los 90.000 euros” para incrementar el gravamen y la ha justificado por la necesidad de bajarlo a quienes cobran menos, en concreto, menos de 17.707 euros (más de 1,6 millones de contribuyentes), tal y como indica el informe de la conselleria. Según publica el diario El Periódico de Catalunya este lunes, el departamento de Junqueras rabajaría la presión fiscal de quienes tienen una renta inferior a este importe con el objetivo de llevar al equilibrio los ingresos fiscales. De esta forma, lo que se dejaría de ingresar por la rebaja de este tramo estaría compensado por lo aportado por quienes cobran más de 90.000 euros.

Según el sistema propuesto, se crearía un tramo de 0 a 12.450 euros al que se le aplicaría un gravamen del 11,66%, un 0,35% menos que el actual 12% que se seguiría aplicando en el tramo entre los 12.451 euros y los 17.707 euros. Por encima, se redistribuirían los tramos superiores a los 53.407 euros. De esta forma, a los ingresos entre los 53.407 y los 90.000 se aplicaría el actual 21,5%; entre los 90.000 y los 120.000 euros, se aplicaría un 24,5% y a las rentas superiores a 120.000 se les aplicaría un 25,5%. Actualmente, la distribución de las rentas altas va de 53.407 euros a 120.000 (215%), de 120.000 a 175.000 (23,5%) y por encima de 175.000 (25,5%).

Estabilidad presupuestaria a pesar del no a los presupuestos

Los anticapitalistas no tienen en temor alguno a que la cuestión de los presupuestos suponga un choque en el seno del Govern o pueda poner en riesgo la estabilidad parlamentaria. Reguant ha insistido en que se trata de diseñar un sistema fiscal lo más eficiente posible y de poner las bases para hacer realidad el proceso hacia la independencia, si bien no tienen nada que ver los presupuestos con el acuerdo de legislatura. En otras palabras, “aunque alguien ha dicho lo contrario”, “Catalunya tiene estabilidad parlamentaria aunque sea sin apoyo de la CUP a los presupuestos”, por lo tanto, aunque la CUP no apoye los presupuestos esto no tiene por qué significar el fin de la legislatura.

Tampoco tiene la CUP interés en evidenciar las diferencias ideológicas entre CDC y ERC ya que, según ha dicho la diputada cupera, “si el sr. Homs y el sr. Junqueras están en campaña, en esto no entramos, hHaremos lo que debamos y no hay una pinza con ERC”, sólo “coincide que la conselleria de Economia la lleva el sr. Junqueras” y “hablamos con JxSí y no con CDC”, ha asegurado. En este sentido también ha negado que la CUP esté intentando aprobar unos presupuestos con ERC y Catalunya Sí que es Pot (CSQP), aunque “nos gustaría que CSQP se sumase”, ha aclarado.

“Queremos más cosas”

Aunque la CUP ve bien esta medida, lamenta que se esté focalizando toda la cuestión fiscal y presupuestaria en el IRPF, cuando “deberíamos generar un sistema fiscal más justo y redistributivo”. Así, “no se trata de centrarlo todo en IRPF” sino de una revisión global puesto que “queremos más cosas”. Los cuperos evitan hablar de líneas rojas pero a la hora de determinar “si generar un sistema fiscal más redistributivo es una línea roja o no”, la respuesta es “sí”. Insisten por tanto en que “hay que tocar el sistema impositivo”, de manera que “se pueden generar nuevos impuestos” con las actuales competencias de la Generalitat. Tan sólo “es cuestión de redistribución de riqueza” para que “quien menos tenga pague menos porque la carga que soporta ya es enorme”, ha argumentado.

Reguant asegura que de momento “no se han hablado muchas cosas” con JxSí sobre los presupuestos, aunque el modelo fiscal que plantea la conselleria “nos parece bien”, pero ha advertido de que la otra parte de la negociación presupuestaria descansa en “la construcción de la república”, y aquí “hay que ver en qué se concreta y cómo avanza”.

En este punto, la diputada ha evidenciado las diferencias con la conselleria a la hora de incorporar los impuestos aprobados por el Parlament y suspendidos por el TC. Junqueras ya advirtió que no estaba dispuesto a pintarlos en la ley de presupuestos sin tener la garantía de que se iban a poder ingresar, algo con lo que la CUP no está de acuerdo. “Nosotros no somos artistas”, ha puntualizado Reguant, pero “el 9N aprobamos una declaración y los presupuestos tienen que incorporar los impuestos y las leyes suspendidas por el TC porque responden a voluntad del Parlament”. La dirigente anticapitalista considera que hacerlo sería la “visualización clara de un proceso político”, y de desobediencia a un “tribunal político”.

La diputada ha puesto como ejemplo la ley 24/2015 contra los desahucios y contra la pobreza energética y ha citado los tres impuestos que Junqueras debería incorporar aun estando suspendidos por el alto tribunal: el de los pisos vacíos, los depósitos bancarios y las centrales nucleares. Preguntada sobre cuál sería el objetivo de dicha incorporación, Reguant ha señalado que se trataría de hablar y dialogar con los sectores implicados para tratar de conseguir cobrar estos impuestos, de generar la obligación de ingresarlos de la misma forma que se generaron dichos impuestos. En el caso de los pisos vacíos, por ejemplo, se trataría de hablar con los grandes tenedores de vivienda; en caso de los depósitos bancarios, de negociar para que la banca responda realmente a la necesidad de los ciudadanos, etc.

Fuente: La Vanguardia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: