Colau sustituye la unidad antidisturbios de la Guardia Urbana por una nueva de “refuerzo a la proximidad”

  • El Plan Director que el gobierno de Bcomú propone para la policía local se votará en el pleno de este viernes

 

Colau sustituye la unidad antidisturbios de la Guardia Urbana por una nueva de “refuerzo a la proximidad”

 

El equipo de gobierno municipal de Barcelona, encabezado por la alcaldesa, Ada Colau, suprimirá la Unidad de Soporte Policial (USP), conocida como antidisturbios, y la sustituirá por la nueva Unidad de Refuerzo a la Proximidad y Emergencias (URPE), según el nuevo Plan Director del cuerpo policial local, presentado este lunes y eclipsado en gran medida por la polémica llamada del regidor Jaume Asens a la abogada de un agente herido presuntamente por un mantero.

La alcaldesa Colau ha asegurado que la Guardia Urbana no tendrá ninguna unidad antidisturbios y que aunque la URPE asumirá parte de las funciones de la actual USP, “no hará funciones de antidisturbios”, sino que concentrará su trabajo en la gestión de emergencias, la protección del medio ambiente y el desarrollo de tareas administrativas en apoyo del barrio y del distrito.

El gobierno presentará el Plan Director, que Colau ha definido como documento base, en el pleno el próximo viernes día 27. El gobierno municipal ha entregado a los sindicatos de la Guardia Urbana y a los grupos municipales el documento del Plan Director de la Guardia Urbana, de más de mil páginas, poco antes de presentarlo a la prensa, lo que ha causado malestar entre estos, hasta el punto de que CiU y PP han cancelado sus reuniones con el comisionado de Seguridad, Amadeu Recasens, para hacer aportaciones, previstas para esta semana.

Del plan, la alcaldesa ha destacado que cada uno de los 73 barrios de Barcelona tendrá un agente de la Guardia Urbana de referencia, el Policía de Barrio. Este agente será el interlocutor referente de la Guardia Urbana con el tejido asociativo y vecinal para las cuestiones de seguridad y convivencia en cada barrio y responde a una de las demandas vecinales mas frecuentes.

Crítica sindical

En sus primeras valoraciones del documento, los representantes del sindicato SAPOL y UGT han coincidido en que la Guardia Urbana necesita unidades de apoyo y reacción rápida, tanto da cual sea su nombre, y que para centrar el modelo policial en la proximidad hace falta una plantilla mayor.

Ángel Marcos González de Sapol ha manifestado sus temores de que la URPE sirva para hacer “una escabechina” entre los actuales agentes de la UPS, mientras que Eugenio Zambrano, de UGT, ha señalado que tras la creación de la nueva unidad está sólo el deseo de BComú de “contentar a sus electores” a los que en la campaña electoral prometió la supresión de la unidad antidisturbios.

Ambos representantes sindicales han coincidido también en declarar a los medios en que en el Plan de la Guardia Urbana “no hay nada nuevo”.

Críticas de CiU y PP, discreción del PSC e insatisfacción de la CUP

El portavoz del grupo de CiU, Joaquim Forn, ha criticado que el Plan es unilateral y no incluye las aportaciones ni de los grupos, ni de los sindicatos policiales, sin respetar el compromiso de hacerlo así. “Nos dijeron que se podrían incluir aportaciones y reflexiones de los grupos, pero, una vez más, lo que nos llevan es un plan cerrado, que ni los sindicatos ni grupos han podido conocer y lógicamente ninguno de nosotros ha podido hacer ninguna aportación”, ha lamentado Forn, que ha señalado que, a primera vista, el Plan incluye cosas que ya se están haciendo y no suponen ninguna novedad.

Respecto la nueva Unidad de Refuerzo a la Proximidad y Emergencias (URPE) que debe sustituir la Unidad de Soporte Policial (USP), Forn lo ha considerado un cambio de denominación.

En términos parecidos se ha manifestado el presidente del grupo municipal del PP, Alberto Fernández.

La socialista Carmen Andrés, en vísperas de entrar a formar parte del gobierno local, ha asegurado que “el plan director es un buen documento de base para empezar el dialogo” y ha hecho una llamada a los grupos a alcanzar el máximo consenso.

El portavoz de la CUP, Josep Garganté, ha considerado que el plan es un “cambio lampedusiano” para que nada cambie en el modelo policial barcelonés y ha lamentado que el gobierno Colau cometa el “error” de no aprovechar esta oportunidad.

 

Fuente: La Vanguardia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: