Puigdemont advierte al Estado: “La paciencia no es infinita, no esperaremos de brazos cruzados”

  • El presidente de la Generalitat explica por vez primera en Madrid en un acto público su hoja de ruta hacia la independencia

 

Puigdemont advierte al Estado: “La paciencia no es infinita, no esperaremos de brazos cruzados”

“La paciencia no es infinita, dos millones de personas no se van a ir a su casa y no vamos a esperar cruzados de brazos”, ha advertido el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en su debut en Madrid en una conferencia política del Fórum Europa que se ha celebrado en el hotel Palace. Y ha explicado que el proceso de independencia de Catalunyasigue imparable, no es algo “pasajero” ni se va a diluir por mucho que pretenda ignorarlo el Estado español. “El gobierno que presido –ha explicado- prepara estructuras de Estado que garanticen el normal funcionamiento del país, y el Parlament elaborará las leyes que den amparo legal a la acción del gobierno. En un plazo razonable, hablábamos inicialmente de 18 meses y vamos a ir más o menos en este calendario, estaremos en condiciones de convocar nuevas elecciones constituyentes que definirán un Parlament legitimado para elaborar una Constitución catalana, convocar un referéndum y luego formalizar la declaración de la independencia”. “Esta es la hoja de ruta que han trazado con sus votos y sus movilizaciones millones de catalanes, de forma pacífica y democrática, integradora e incluso alegre”, ha argumentado. Puigdemont ha insistido en tender la mano al Estado español para llegar a un acuerdo, pero ha avisado que el proceso no se parará por incomparecencia de la otra parte: “Nosotros ya estamos sentados en la mesa de la negociación y no nos moveremos de ella, a pesar de que hasta ahora estamos solos. Y advierto que no vamos a permanecer cruzados de brazos, esperando nada. Estamos dispuestos a dialogar y a negociar, pero no estamos parados, seguimos avanzando, cumplimos nuestro programa y mostramos al mundo nuestra determinación”.

Arropado por su vicepresidenta, Neus Munté, y la consellera Meritxell Borràs, además del delegado de la Generalitat en Madrid, Ferran Mascarell, y los portavoces convergentes en el Congreso y el Senado, Francesc Homs y Josep Lluís Cleries, en un acto al que también ha asistido el portavoz socialista en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, o uno de los padres de la Constitución española, Miguel Herrero de Miñón, Puigdemont ha lamentado que “el proceso de independencia no preocupa al Estado español, aunque me consta que sí preocupa a muchos españoles”, pese a que “dos millones de españoles pidieron darse de baja de España” en las elecciones catalanas del pasado 27 de septiembre. Algo que ha asegurado que preocuparía a cualquier empresa, que adoptaría de inmediato “medidas de urgencia y estructurales”. “Pero el Estado español no está preocupado, ni pregunta nada, ni adopta ninguna medida para revertir lo que el presidente Montilla ya calificó acertadamente de desafección”, ha reiterado. “La sociedad catalana está convencida de que el Estado español es un muy mal Estado para Catalunya, y muchos quieren sentir próximo un buen Estado”.

Puigdemont, en su primer acto público en Madrid desde que es presidente de la Generalitat, eso sí, ha aclarado que “la mayoría en Catalunya no quiere desentenderse de España ni entenderse de esta manera”. “No es un proceso antiespañol”, ha asegurado. Su intervención, no obstante, se ha visto interrumpida por una dirigente de Vox, Rocío Monasterio, que al grito de “¡sin ley no hay democracia!” depositó unas esposas en la mesa donde estaba sentado el presidente de la Generalitat, antes de ser desalojada de la sala. Lo que quiere mayoritariamente la sociedad catalana, ha insistido Puigdemont, es “reentenderse” con España, “desde una posición de respeto mutuo, de igual a igual”. Y ha lamentado desde “episodios grotescos”, como el de la prohibición frustrada de las estelades en la final de la copa del Rey, hasta el “proceso recentralizador muy voraz” emprendido por el Gobierno español.

El proceso independentista sigue adelante mientras el Estado español hace oídos sordos, por tanto, pese a que Puigdemont ha asegurado que “nosotros no estamos en la vía de la unilateralidad, en ningún caso, nuestra solución es la acordada”. Y ha asegurado que volverá a ser candidato a la presidencia de la Generalitat si se precipitaran las elecciones antes de culminar el proceso: “Yo no voy a ser candidato si completamos la hoja de ruta. Pero si esta hoja de ruta, este encargo es cortado abruptamente y no podemos culminarlo, tengo un compromiso de culminarlo y estará obligado a aceptar”.

Se verá “obligado” a ser candidato, si no aprueba los presupuestos

El presidente catalán también ha asegurado que no será candidato si logra completar la hoja de ruta independentista, pero ha precisado que si el proceso se corta “abruptamente”, lo que no ve posible, “moralmente” se verá obligado a serlo. Ha señalado que si logran completar la hoja de ruta, no lo será por varias razones, pero sobre todo porque no sólo se sentirá “honrado y feliz”, sino también porque se abrirá una nueva etapa política en la que los liderazgos deben ser sometidos a cuestión dentro de los partidos.

Pero ha advertido de que si el “encargo” de los catalanes es “cortado abruptamente” y la independencia no se puede culminar, en caso de nuevos comicios “estaría obligado moralmente a aceptar” encabezar la candidatura. ”Pero sólo en esas circunstancias”, ha advertido, al tiempo que se ha mostrado convencido de que no se producirán. Ha recalcado que buscarán el apoyo de todos los partidos, “sin exclusión”, para aprobar las cuentas de este año, ya que las personas y sus necesidades son las prioridades de su gobierno.

Sobre las notas negativas dadas por las agencias de calificación crediticia a Catalunya, ha recalcado que el 95% de lo que se recauda en su comunidad compete al Estado, por lo que se sienten “poquísimos responsables” de esas calificaciones.

GRA003. MADRID, 27/05/2016.- El presidente de la Generalitat catalana, Carles Puigdemont, momentos antes de protagonizar un desayuno informativo del foro Nueva Economía, hoy en Madrid.
GRA003. MADRID, 27/05/2016.- El presidente de la Generalitat catalana, Carles Puigdemont, momentos antes de protagonizar un desayuno informativo del foro Nueva Economía, hoy en Madrid. (Javier Lizón / EFE)

Artur Mas, responsable moral de que se evitaran elecciones

Preguntado por el papel actual del expresidente de la Generalitat Artur Mas, ha considerado que es fundamental para Convèrgencia porque representa “lo mejor del mejor gobierno, de las cosas bien hechas”, y porque tiene “una admirable capacidad de innovación y modernización”. Ha destacado que Mas es el “responsable moral” de que en Catalunya se evitara la repetición de elecciones, a diferencia de en España, porque entendió que un país no se puede “colapsar” por cuestiones personales y se apartó para dar cabida a una nueva solución. ”Estoy encantado de tener una relación habitual con él, de contar con él y su liderazgo público. Es una activo, el país también lo necesita”, ha afirmado y ha concluido que, para él, es un “aliado indispensable”.

Finalmente, ha asegurado que no le preocupa que Convèrgencia no gane el próximo 26 de junio y ha recordado que, salvo en 2011, nunca ha ganado unas elecciones generales.

Defiende a los Mossos: “Hay que ser inflexibles con los violentos”

El presidente también ha asegurado que en absoluto piensa cesar a los responsables de los Mossos tras los altercados que se han sucedido estos días con los antisistema en el barrio de Gràcia. “No sólo no voy a cesarlos, sino que les quiero expresar mi reconocimiento por el buen trabajo que están desarrollando y que cuenta con el agradecimiento de muchos ciudadanos que saben los riesgos que entraña que se quemen contenedores en las calles de Gràcia. Hay que ser inflexibles con los elementos agresivos y violentos. No debemos tener ningún tipo de ambigüedad”, ha asegurado

“Nosotros no vamos a eludir ninguna responsabilidad, no vamos a delegar la seguridad que debemos a los ciudadanos a ningún otro cuerpo ni a ninguna otra administración. Estamos en ello. Tenemos que respetar el derecho a manifestarse y a discrepar y a protestar sonoramente, pero tenemos que garantizar la seguridad. Y estamos haciendo las dos cosas”, ha zanjado Puigdemont.

El presidente de la Generalitat, en este sentido, también ha defendido la actuación del anterior alcalde de Barcelona, Xavier Trias, tras anunciarse que la Fiscalía investigará el contrato de alquiler que se suscribió con el propietario del ‘Banc Expropiat’. “Trias evitó males mayores, debo expresar mi máximo respeto por las decisiones de Trias, que siempre han sido guiadas por el buen sentido y las buenas intenciones”, ha dicho.

Por otra parte, Puigdemont se ha referido a la rebaja de la calificación de la deuda catalana que ha hecho la agencia Moodys, aún por debajo del denominado “bono basura”. “Nosotros no somos responsables de la recaudación de Catalunya, somos poquísimamente responsables de esta situación, pero nos gustaría serlo”, ha dicho el presidente. “Que nos dejen recaudar los impuestos, y veremos qué calificación tiene Catalunya”, ha retado.

Fuente: La Vanguardia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: